Ergonomia en la oficina

Riesgos-de-ergonomia

Ergonomía en los trabajos de oficina

La ergonomía es la ciencia que estudia la interacción entre los seres humanos y su entorno laboral. En el caso de los trabajos de oficina, la ergonomía se centra en el diseño de los espacios y equipos de trabajo para que sean seguros y saludables para los trabajadores.

Los trabajos de oficina se caracterizan por ser sedentarios, lo que puede provocar una serie de problemas de salud, como dolor de espalda, cuello y hombros, fatiga visual y problemas musculoesqueléticos. Los controles de ergonomía ayudan a prevenir estos problemas y a mejorar la productividad y el bienestar de los trabajadores.

Tipos de controles de ergonomía en los trabajos de oficina

Los controles de ergonomía en los trabajos de oficina pueden clasificarse en dos tipos:

  • Controles de diseño: Son aquellos que se aplican al diseño de los espacios y equipos de trabajo. Por ejemplo, el diseño de un puesto de trabajo ergonómico debe tener en cuenta la altura del escritorio, la silla y el monitor, así como la iluminación y la ventilación.
  • Controles de comportamiento: Son aquellos que se aplican a las acciones y hábitos de los trabajadores. Por ejemplo, los trabajadores deben aprender a adoptar una postura correcta y a realizar pausas frecuentes para evitar la fatiga.

Riesgos-de-ergonomia

Recomendaciones para mejorar la ergonomía en los trabajos de oficina

A continuación, se presentan algunos consejos para mejorar la ergonomía en los trabajos de oficina:

  • Ajuste el puesto de trabajo a su altura y necesidades. La altura del escritorio debe ser tal que los antebrazos queden apoyados en la mesa y los hombros relajados. La silla debe tener un respaldo ajustable y un reposapiés, si es necesario.
  • Utilice un monitor con una pantalla de tamaño adecuado y una resolución suficiente. La pantalla debe estar a la altura de los ojos y a una distancia de entre 45 y 70 centímetros.
  • Tome descansos frecuentes. Levántese y camine cada 20 o 30 minutos para evitar la fatiga.
  • Realice ejercicios de estiramiento y relajación. Estos ejercicios ayudan a mantener la flexibilidad y la fuerza muscular.

Los controles de ergonomía son una inversión importante para las empresas. Al mejorar la ergonomía en los trabajos de oficina, las empresas pueden prevenir problemas de salud, mejorar la productividad y el bienestar de los trabajadores, y reducir el absentismo laboral. 

Artículo Anterior Artículo Siguiente